GATETIQUETTE ENCONTRADO POR LA RED



Sobre las visitas
 
  ¿Llegan invitados? Averigua quién odia a los gatos y túmbate en sus rodillas durante toda la velada. No sólo no se atreverá a echarte, sino que además te llamará "lindo gatito".

 A la hora de frotarte contra unas buenas piernas envueltas en pantalones, elige aquéllos del color que más contraste con tu pelo.

 Sé cortés. Acompaña siempre a los invitados al cuarto de baño. Una vez allí, no es necesario que hagas nada; sólo siéntate y mira fijamente.

 A la gente que dice "adoro a los gatos" mírala con desprecio y desdén. Acaricia las medias de las señoras con tus uñas o lanza un breve y rápido mordisco a sus tobillos.

 Cuando duerman invitados en casa. Escóndete pronto en su dormitorio, y después, paséate toda la noche por su espalda. Como no es su casa, no dirá nada a nadie. Por la mañana, tendrá unas ojeras de aúpa.

 Fíjate en los anuncios de la tele local, los que salen en el de la clínica veterinaria, se parecen sospechosamente a unos amigos de tu amo. Si vienen a casa, desaparición inmediata.
 



La vida en familia
 
  Si una persona está ocupada y otra no, por supuesto siéntate sobre la primera.

 Nada de puertas cerradas. Para abrirlas, simplemente araña insistentemente con tus patas delanteras. Una vez abierta, no tienes por qué pasar. Es más, quédate un buen rato medio dentro, medio fuera. Esto es particularmente divertido en invierno.

 Duerme lo suficiente durante el día para que puedas estar pletórico de energías entre las 2 y las 4 de la madrugada.

 No permitas que tu gente se abandone los domingos por la mañana a la molicie. Ronronea como una segadora junto a su oreja mientras les mordisqueas el pelo (esto hace un ruidito sumamente denteroso) y si persisten, paséate por encima de sus cabezas procurando pisarles los ojos y la boca.

 Un minuto antes de que tus dueños se vayan a dormir, escóndete y no respondas bajo ningún concepto.

 Sal a recibir a tus amos a la terraza, cuando salgan del coche sube a la barandilla y maúlla para llamar su atención, (esto les gusta sobre todo si vives más arriba de un 2º piso), verás como te llaman y te saludan a gritos.

 Entretén a tu gente cuando se estén bañando. Mete el rabito y las patitas en el agua de la bañera y luego paséate por el borde (esto es particularmente emocionante si la bañera es antigua y tiene el borde curvado), con las patitas mojadas amaga continuos resbalones en el borde curvo, así el bañista estará realmente interesado en saber en que momento vas a caer a la bañera convertida en una motosierra de zarpas desgarradoras de su piel desnuda.

 Si esos cobardes te impiden los paseos ve tirando al agua las esponjas y practica la pesca con arpón.

 Si eres macho, nunca les marques el territorio, ni faltes de casa mas de 2 horas. Si no, te llevarán a un hombre vestido de blanco, y jamas volverás a darle un gustazo a ese cuerpo serrano que tienes.

 Cuando te monten en un coche, compórtate como un psicópata. Veras como nunca mas te sacaran de tu territorio y de tu camita.

 Si sientes el estómago revuelto, salta rápidamente encima del sillón. O de la alfombra persa. O del felpudo. El edredón también está bien.
 

 
 Culturízate
 
  Si una persona está leyendo un libro, pasa repetidas veces justo por debajo de su barbilla, a menos que puedas tumbarte directamente sobre el libro en cuestión.

 Si está leyendo el periódico, asegúrate de saltar sobre el reverso. A los humanos les encantan las sorpresas.

 Si hay alguien escribiendo, siéntate sobre la hoja de papel que está usando. Si te echan un par de veces, no lo pienses más y tira al suelo todo lo que puedas de la mesa: lápices, bolígrafos, borradores, etc. Eso sí, una cosa cada vez.

 Cuando los humanos se sienten delante del ordenador, coge carrerilla y súbete al monitor (a poder ser, hasta que haga crack o crock). Instálate todo el tiempo que quieras, y cuando estén enfebrecidos en alguna pantalla difícil de su juego favorito, es el momento de poner la cabeza delante del monitor y echar un vistacito.

 ¿Tu amita se cree que es rápida tecleando? Practica un poco con el teclado y verás como tú también puedes llegar a las 250 pulsaciones por minuto y si no, mira: ladslk ñkhdsfkjh lkhdfñkladfodsoi ñlkheaoi b fdlñk adslkcffoiqwedsa asdlññlkds sweoisfjkadsl
 

 
 Sobre la alimentación
 
  Cuando los humanos están comiendo, asegúrate de colocar la puntita de tu rabo sobre su plato cuando nadie mira.

 Vigila siempre la encimera de la cocina y la mesa del comedor. Seguro que siempre encontraras algo que llevarte a la boca.

 Súbete a la mesa cuando estén comiendo, seguro que te dan algo para que te bajes.

 A la hora del desayuno, comida, merienda o cena, tú pide de lo que estén comiendo, luego te reservas el derecho de comerlo o no, pero tu pide. Y cuando te hayan dado una cosa mira con pena hacia la mesa como diciendo ¿Y de eso otro no me vais a dar?, el caso es conocer todo el menú del día.

 Cuando llegue la hora de la cena, escóndete en el cuarto de baño y cuando veas a tu "mama" pasar llena de platos con comida caliente, ¡¡lánzate sobre ella!! Veras que divertido cuando hace aspavientos para no caerse con todos los platos al suelo. Si no funciona, corre detrás de ella y muérdele las piernas, ¡no falla!
 

 
 A la hora del descanso
 
  La tele es un lugar calentito para dormir, y la cola es un adorno que los humanos aprecian mucho. Procura dejarla caer estratégicamente, en un gol de la selección nacional, o cuando está a punto de descubrirse quién es el asesino. Es excitante sentir como la estática te eriza los pelitos. Además, inmediatamente después, oirás tu nombre en estéreo, y a varias voces, lo que es siempre agradable.

 Duerme sobre el cristal bajo de la mesa del comedor. Se está fresquito. Ademas, nadie pensara en buscarte allí. Te llamaran, pero como eres sueco.........

 El fregadero, el lavabo y el bidé son buenos lugares para echarse un rato, no dejes de utilizarlos. Y si por casualidad hay dentro algo en remojo, sácalo.
 

 
 El aseo
 
  Haz como los humanos. Utiliza el cuarto de baño para tus necesidades. Pero como el water es peligroso (te puedes caer dentro) utiliza el lavabo. Es genial, ademas no lo tienes que enterrar luego, ya que tus amos los quitarán enseguida.

 Cuando hacen filetes empanados para comer, como la bandejita del pan rallado es azul (como la tuya) y con "arena" (pan rallado), uyyyy. Bandeja nueva. ¡ A estrenarla!

 Cuando estén limpiando tu bandeja de arena, métete dentro y haz tus necesidades mirando a tu dueño/a con cara .
 

 
 Los juegos
 
  Cuando todos estén dormidos, ponte a jugar a las carreras por el pasillo, eso les encanta.

 Cuando te canses de jugar a las carreras, localiza aquella bolita de papel crujiente y sonoro que te guardaste bajo el sofá, y ¡duro con ella!

 Súbete al lugar más alto que encuentres y empieza a maullar para que te bajen. Repítelo hasta que dejen de hacerte caso, entonces baja tranquilamente porque el juego habrá terminado.

 Anda por las estanterías, veras que chulada tirar todos los portarretratos que vayas encontrando a tu paso.

 La escoba y la fregona son juguetes en movimiento muy divertidos, ¡compruébalo!

 Cuando le des caza a un ratón, mételo dentro de casa. Allí le persigues de nuevo y lo rematas. A tu ama le vuelve loooooooca.

 Cuando te metas en el armario, quédate quieto. Así le darás una sorpresa a tu ama, cuando saltes a sus brazos de golpe.

 De madrugada, invita a todos los gatos del barrio, a una fiesta pijama. Los chillidos, maullidos y rotura de adornos del jardín, volverá locos a los habitantes de la casa.
 

 
 Sé útil
 
  Si a alguien de la casa le gusta coser necesitarán tu inestimable ayuda, lo mejor para enhebrar una aguja es que el hilo haya pasado antes entre tus dientes, se queda todo babeado y entra mejor.

 Participa activamente en las aficiones de tus amos. Si les gusta la jardinería demuéstrales lo bien que puedes podar sus plantas favoritas, te agradecerán el interés.

 Metete en el armario en invierno, veras que calentito se esta. Ademas....¡que guapa esta el ama con los jerseys llenos de tus pelos¡ Parece Papa Noel.

 Tienes que ayudar en todas las tareas de la casa. Sobre todo la más importante y la que más te agradecerán es la de hacer la cama. Pasos a seguir: 1) Cuando coloquen la sabana bajera saltas sobre la cama. 2) Cuando coloquen el edredón tu te quedas debajo de él muy quieto, nadie se dará cuenta que hay un gato dentro de la cama

No hay comentarios:

Publicar un comentario

los años del gato

los años del gato
tabla de equivalencias temporales
Se ha producido un error en este gadget.