virtuales y roboticos...UNIOS...

Os pensais que cuando secansan de jugar con vosotros no os abandonaran en una carretera?? o directamenteen un cubo de la basura.... mascotas, virtuales, roboticos... y en el futuro fotonicos!!!! jejeje remawwwwwwww ... "En su vertiente de escritor de ciencia-ficción, Asimov es conocido sobre todo por ser el inventor de los robots positrónicos (que obedecen las tres leyes de la robótica) y por la serie de Fundación", explica Luis G. Prado, editor de Alamut, a ELMUNDO.es a cuenta de la nueva traducción que publica de 'La saga de los robots', de Isaac Asimov. Bueno, vale. Pero, ¿cuáles son esas Tres Leyes positrónicas? Por orden: 1) Un robot no debe dañar a ningún ser humano ni, por inacción permitir que un ser humano sufra daño. 2) Un robot debe obedecer las órdenes que le sean dadas por un ser humano, salvo cuando dichas órdenes contravengan la primera ley. 3) Un robot debe proteger su propia existencia, siempre y cuando dicha protección no contravenga ni la primera ni la segunda ley. 'La saga de los robots' es la historia de Asimov, con robots (no siempre positrónicos) de los primerizos años 40, los 50 o los 70. Reúne todos sus relatos robóticos, y los agrupa en grupos. La gran familia artificial que fue creando su mente industriosa, increíblemente prolífica en tantas cosas. Por ejemplo: robots inmóviles, robots metálicos, robots no humanos, robots humanoides, y demás posibilidades. Muchos proceden de la famosa compilación de cuentos 'Yo, robot'. La inteligencia artificial ha sido motivo de cavilaciones y más de un delirio, desde el Golem hecho con barro del río Moldava por un rabino o el Pinocho de madera de pino a los robots, propiamente dichos, de Karel Capek, en la ficción 'R.U.R', de 1920. Robots ya de metal, hechos y derechos, tecnología puntera que hoy se nos hace un poco cacharrería decimonónica, como los trenes de vapor. En metal y tuercas R2-D2 y C3PO son la versión simpática y pringui de la inquietante robot antropomorfa de 'Metrópolis', Maria, que imaginó Fritz Lang. Los 80 aproximaron mucho esta figura, la del metal. Piensen en 'Cortocircuito', en 'Mazinger Z', 'Terminator', 'Robocop'. Pero tienen una larga historia en la cabeza de los hombres desde que fue acuñando la idea de la tecnología, y su asepsia y su lustroso artilugio puntero. En el siglo XVII (siglo que desarrolla la virguería del reloj de cuerda) Descartes dice que los animales son en realidad 'animatronix', y después del auge industrial del XVIII, la máquina estaría en los discursos del futuro del hombre, también en la utopía marxista (haciendo con piloto automático el trabajo del proletariado). El relato de Asimov 'El robot AL-76 se extravía' traslada al lector la estampa de la maquinaria estropeada. El robot locatis. En 'Punto de vista' y en 'Piensa' hablaríamos de ordenadores, pensantes y quietos. Los robots como mezclándose con la raza humana en forma de prótesis y demás (acuérdense de Nixon en 'Futurama', con la cabeza flotando en una urna conectada) son una tesis de 'Segregacionista': "Ahora conviven dos formas de inteligencia en la Tierra, y no tienen por qué ser sólo dos". Por otro lado, el propio Asimov prefería de entre todos su relato 'El hombre bicentenario', con su robot sufriente y unamuniano, a lo Philip K. Dick y el Nexus 6. Cuenta el editor: "En una época en que la ciencia-ficción se ha vuelto tan sofisticada y autorreferencial que es difícil introducirse en ella (y lo digo con pena, ya que yo soy de los que disfrutan mucho de las complejidades de la ciencia ficción actual), Asimov sigue siendo una garantía de accesibilidad sin sacrificar un ápice de inteligencia. Particularmente en el caso de la 'Saga de los robots', Asimov tiene el mérito de que todas las piezas de la trama están a la vista, y el simplemente juega con ellas; cualquier lector podría anticipar la resolución de sus misterios, y sin embargo siguen sorprendiendo. Esto me parece dificilísimo, y un autentico logro". Palabras de Asimov: "A veces estos robots humanoides reciben el nombre de androides, y algunos escritores son muy meticulosos a la hora de establecer distinciones. Yo no. Para mí un robot sigue siendo un robot". Algunos títulos con robots y poco tecnicismo, sin forzar demasiado las alambicadas tipologías que tanto encandilan a los más devotos del género: 'Susan Calvin', '¡Embustero!', '¡Fuga!', 'Extraño en el paraíso' o 'Atrapa esa liebre'. Explica Luis G. Prado: "De adolescente leí la primera traducción al castellano que se hizo de este libro. Ya embarcado en la aventura editorial, comprobé que Asimov cuenta todavía con un número sorprendente de lectores, que acogieron muy positivamente la edición ómnibus que hicimos de 'Trilogía del Imperio' (con nueva traducción). Buscando otras obras de Asimov susceptibles de interesar al mismo publico, recordé esta, así que la ofrecimos igualmente con nueva traducción. Ya hemos agotado una primera tirada, y esta nueva edición se incardina en una recopilación mas amplia de la 'Saga de los Robots', que incluye estos relatos y cuatro novelas". Dos de las novelas robóticas más famosas: 'Bóvedas de acero' y 'El sol desnudo'. Asimov tiene de todo (suma en total ¡400 títulos!). Dudas de robot, felicidades de robot, robot problemas... Aquí un diálogo de 'El hombre bicentenario', con el simpático y dubitativo y reivindicativo Andrew, en su camino del metal a la carne y hueso doliente, reformador del mundo con las Tres Leyes positrónicas: "Los nuevos robots no son polivalentes. Hacen aquello para lo que están diseñados y nunca se apartan del camino trazado. Te prefiero a ti. -Gracias Señor". escrito por... Álvaro Cortina Madrid leer en... http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/05/cultura/1301988953.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

los años del gato

los años del gato
tabla de equivalencias temporales
Se ha producido un error en este gadget.